Residente de Sylmar Enfrenta Cargos por Serie de Tiroteos

Alexander Hernandez, de 34 años y residente de Sylmar es el único sospechoso de matar a tres personas el domingo en la Ciudad de San Fernando, Sylmar y Pacoima.

Hernández enfrenta cargos por asesinato e intento de asesinato por ataques ocurridos en Pacoima y West Hollywood.

El comandante Kirk Albanese del Departamento de Policía de Los Angeles dijo que Hernández es el principal sospechoso en siete tiroteos, todos los cuales fueron llevados a cabo por un hombre en auto SUV. Enfatizó que cuando Hernández fue detenido, se le encontró una escopeta en su posesión.

“Para cuando fue arrestado tenía en su posesión una escopeta de agarre de pistola y confiamos que tenemos la persona correcta y no creemos que el público esté en más riesgo”, dijo Albanese. 

Hernández podría ser elegible para la pena de muerte.

Hernández ha sido acusado por el asesinato de Giraldo Morales de 48 años, quien trabajaba poniendo “tiles” y quien fue muerto a tiros el jueves pasado cuando se dirigía a trabajar. El tiroteo ocurrió en la esquina de la calle Vaughn y el bulevar Glenoaks en Pacoima.

Hernández también enfrenta cargos de intento de asesinato por supuestamente disparar contra una pareja que estaba en su vehículo en West Hollywood el viernes. Según la policía, la pareja identificó a Hernández al ser presentado junto a otras personas para su identificación. 

La policía cree que Hernández es un asesino en serie que se sospecha disparó al azar contra siete personas, cuatro de las cuales murieron, durante cinco días en el área de Los Ángeles.

Albanese, dijo en una conferencia de prensa que las tres otras víctimas sufrieron lesiones graves y que dos perros fueron abatidos a tiros antes del arresto de Hernández.

Los fiscales también han acusado a Hernández con tres cargos de crueldad con los animales. Está programado que Hernández sea instruido de cargos el miércoles y sigue detenido bajo una fianza de un millón de dólares.

Albanese dijo que Hernández no estaba cooperando con la policía.

Los ataques comenzaron a primeras horas del 20 de agosto, cuando una mujer fue baleada por un hombre en un vehículo cuando ella salía de la autopista. Las otras agresiones ocurrieron durante cuatro días seguidos y llevaron a la muerte de tres personas el domingo.

Hernández ha sido acusado de sólo una muerte, pero el jefe de detectives de la policía del condado de Los Ángeles, Bill McSweeney dijo que “es un asesino múltiple”.

Los cargos contra Hernández pueden llevarlo a la pena de muerte y los fiscales pedirán que se le mantenga detenido sin derecho a fianza.

Las autoridades dijeron que las agresiones parecen haber sido al azar y que no hay motivos o vínculos conocidos entre las víctimas. Las autoridades solicitaron la ayuda del público para conocer más detalles de los hechos.

La policía cree que Hernández actuó solo y es el único sospechoso en las agresiones del domingo. Los detectives vincularon los incidentes debido al momento en que ocurrieron, el arma usada y la descripción del vehículo, dijo McSweeney. Los investigadores estudiarán otros hechos similares no resueltos en los últimos años con descripciones similares de un vehículo marrón o dorado y una escopeta.

La policía de Los Ángeles y la del condado Los Ángeles crearon un equipo especial de 70 personas, junto con la policía de San Fernando, para investigar las agresiones y estudiaron, entre otras cosas, videos de vigilancia.

Hernández ha estado en prisión y ha sido condenado de delito cuatro veces, incluso por posesión de metanfetamina para la venta, posesión de una sustancia controlada y posesión de un arma de fuego por parte de un delincuente, dijeron las autoridades.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *