Creando un Ganador — (De izq. a der.) German Valenzuela, Javin Mitra y Giovanni Rodríguez, jugadores de Chatsworth, dicen que los Chancellors tienen la oportunidad de ser algo especial.

 

Aunque la formación de pases “spread” ha ganado relevancia en las universidades y secundarias, poniendo la rapidez sobre la fuerza, Chatsworth todavía respeta y favorece el tradicional arreglo de poner a todos sus jugadores en la línea de juego, dejando que los running backs acumulen yardas y puntos.

“Me encanta”, dijo German Valenzuela, de 17 años, “Es un sueño hecho realidad si eres un lineman. Te gusta correr el bloque en vez de pasar porque podemos poner a gente sobre su trasero la mayoría de veces…lo disfruto”.

Y todavía funciona, dado el récord de 5-1 que tienen los Chancellors. Después de derrotar al hasta entonces invicto Cleveland la semana pasada por 38-20, Chatsworth es también uno de tres equipos en la Liga West Valley con un récord de 1-0 después de la primera semana de partidos de liga.

También hay un mayor nivel de confianza entre el grupo que este pudiera ser el año de Chatsworrth, una escuela de la División II de la City, que definitivamente tiene la posibilidad de ganar la liga que incluye a tres equipos de la División I–Birmingham, El Camino Real y Taft–así como disputar una vez más el campeonato de la División II.

“Hay muchos buenos equipos en la  liga. Tenemos una oportunidad”, dijo el running back Javin Mitra, de 16 años. “Si queremos ganar, no podemos ser intimidados por otros equipos que en años pasados han sido dominantes en la West Valley. Ahora podemos seguir a la par con ellos, solo necesitamos derrotarlos”.

Giovanni Rodriguez, un linebacker/tight end, concuerda con eso. “Creo que tenemos una buena oportunidad. Tenemos jugadores buenos, pero nuestra línea es increíble. Considero que podemos ponernos a la par de cualquier equipo como Taft y Birmingham. Lo sabremos”.

Los Chancellors alcanzaron la semifinal de la División II el año pasado, donde perdieron contra el eventual campeón, San Fernando. A veces los equipos no pasan a la siguiente temporada con el mismo nivel de ahínco y compromiso. Pero ese no fue el caso aquí, para el deleite del entrenador Andrew Kim.

“Creo que hay momentum desde la postemporada del año pasado”, dijo Kim. “Siento que nos quedamos cortos de lo que pudimos hacer el año pasado. No leímos bien algunas jugadas en ese partido, y San Fernando hizo un buen trabajo deteniendo nuestras jugadas. Pero también éramos de una dimensión. No lanzábamos mucho el balón. Y si ellos podían detener las carreras, nos iban a ganar.

“Este años somos multidimensionales. Tenemos verdaderas amenazas en el receptor, el mariscal de campo y la posición de running back. Tenemos jugadores más habilidosos que pueden hacer su trabajo”.

Los jugadores dicen que sienten que la temporada pudiera ser memorable siempre y cuando se mantengan enfocados en lo que tienen que hacer para ser exitosos.

“Los entrenadores realmente nos han metido en la cabeza que queremos una campeonato este año”, dijo Rodriguez. “Estuvimos tan cerca el año pasado, y ahora tenemos la oportunidad de crecer con lo que nos han dado, un par de nuevos entrenadores, un nuevo cuarto de pesas. Creo que el equipo finalmente está juntando todo. Pero solo lo vamos a ganar como equipo”.

“Este año hay más disciplina”, agrega Valenzuela. “Nuestra defensa está más disciplinada y somos más agresivos. Parte de eso es madurez”.

Por el momento, la historia la escriben los running backs, ya que Kim rota a Mitra con Tawan Funches (que acumuló 178 yardas contra Cleveland), Keenan Harris, Ben Broadwell y Justin Santos para mantenerlos frescos a todos.

Pero también hay otro factor. El mariscal de campo Tyger Goslin tuvo que permanecer en la banca por cinco partidos después de transferirse a Chatsworth de Westlake High en Westlake Village. El partido contra Cleveland fue el primero en el que jugó. Sus estadísticas fueron modestas– 5 de 8 pases completos para 51 yardas y un touchdown–pero el brazo de Goslin no fue necesario para ganar el partido ya que el equipo corrió para 368 yardas en 38 cargadas.

Kim espera que Goslin, quien reemplazó a David Valladeres como titular–Valladares regrese a su posición natural como receptor, dijo Kim–tenga un mayor impacto como pasador a medida que la temporada progrese.

“Tenemos una línea veterana de vuelta, lo cual ayuda”, dijo Kim. “Podemos correr el balón si lo queremos. Si un equipo no puede detener nuestro juego terrestre, eso es lo que verán.

“Pero Tyger, él ofrece una dimensión extra. Puede correr, puede pasar, y tiene un buen brazo y tiene puntería. Ese último partido fue el primero que jugó a nivel de

varsity en su vida. Había mucha expectativa con él. Pero mejorará. Creo que manejó el juego bastante bien. Y conoce el manual de jugadas. Está recalibrando a nuestro equipo”.

Las próximas dos semanas dirán mucho sobre el nivel de Chatsworth en 2014. Se enfrentan a Taft el Viernes y Birmingham sigue la próxima semana. Ambos partidos son en casa. 

“Ganar la liga, esa es nuestra meta, y también el campeonato de la Ciudad”, dijo Valenzuela. “Creo que tenemos una buena oportunidad”.