"Eastside Heartbeats"

La segunda edición del musical “Eastside Heartbeats”, que se presenta actualmente en el teatro CASA 101, incluye un talentoso grupo de actores y organizadores.

Entre ellos están los actores del Valle de San Fernando Kenneth Miles Ellington Lopez, un residente de North Hollywood y Diana Castrillon, que vive en Northridge.

Esta importante y divertida producción se inspira en la historia de la banda “Cannibal and the Headhunters”, y los sonidos únicos del Rock ‘N’ Roll que se creó en el Este de Los Angeles en la década de los 60. La banda abrió para los Beatles en el Hollywood Bowl en 1965.

Aunque la mayoría de personas no recuerda la canción de “Cannibal and the Headhunters” por su título — The Land of a Thousand Dances — una vez que empiezan a cantar el coro que dice

 “Nahhh… nah, nah, nah…Nahhh…” es inconfundible.

Robert “Rabbit” Jaramillo, de 68 años, es el último miembro del grupo que todavía vive. El le dijo al San Fernando Valley Sun/El Sol que su única desilusión fue que la producción no pudo usar la música original del grupo debido a restricciones por derechos de autor.

Esta producción creó hábilmente nueva música que nos recuerda ese periodo.

“Rabbit” recordó el momento que conoció a los Beatles.

“Ellos nos llamaron los chicos ‘Nah,nah’. Nos trataron como iguales, todos éramos músicos, haciendo lo mismo, todos estábamos unidos”.

Jaramillo dijo que al contrario del personaje que se presentó de su padre en la obra, sus padres siempre lo apoyaron.

“Mi padre y mi madre estaban muy orgullosos y de hecho él ponía los avisos y tenía nuestras fotos en pequeños cuadros y los colocaba para anunciar nuestras presentaciones en los lugares donde tocaba”, dijo “Rabbit”.

“Mi papá trabajaba en la fundadora Reliable Iron Foundry y fabricaban pipas cerca de nuestra casa y también tenía su propia banda y tocaba la guitarra, el violín y el bajo; mi madre tocaba la guitarra y la música siempre fue parte de nuestro hogar”, dijo él.

“Nos influenció la música en nuestras casas y la música que nos rodeaba incluía música de la comunidad negra. Era un buen tiempo para nosotros”.

Los miembros de “Cannibal and the Headhunters” eran estudiantes de la secundaria Lincoln y crecieron juntos en el proyecto de vivienda pública Ramona Gardens. Empezaron a tocar juntos desde que tenían 14-15 años. Todos tenían apodos.

“Un día Frankie se metió en una pelea en la escuela. Creo que fue en Belvedere, y mordió al chico con quien peleaba y desde entonces, lo llamamos ‘Cannibal’ y el cambiamos el nombre de nuestra banda de ‘Bobby and the Classics’ a ‘Cannibal and the Headhunters'”, dijo “Rabbit”.

El recuerda con cariño esos días que serían el punto álgido del sonido del rock del Este de Los Angeles.

“Solo hacíamos música y no esperaba que la canción fuera tan famoso como se convirtió y la gente todavía reconoce la tonada”.

Maria Yepes, Directora Ejecutiva de la obra, dijo que la puesta en escena es parte de su propia historia al crecer.

“Cuando escuché sobre el concierto de los Beatles que venían a L.A., y que ‘Cannibal and the Headhunters’ también iban a tocar, empecé a ahorrar dinero de lo poquito que ganaba en mi empleo y compré boletos para mi y mi prima”.

Yepes dijo que esta obra no solo trata de honrar la contribución del Este de Los Angeles a la música, sino también de apoyar a nuevos artistas jóvenes que intentan sobresalir, para que puedan ser exitosos.

Castrillon, que representa a la matriarca en la obra, aunque es originalmente de Chicago, dijo que desconocía la historia del Este de Los Angeles, pero podía relacionarse con la puesta en escena.

“En mi familia, mi padre tenía una buena voz y quería ser cantante, pero nunca pudo hacer realidad su sueño”.

Ella dijo que lo que aprendió fue animar a todos a “conseguir sus sueños”.

Kenneth, el principal actor de la obra, solo tiene 21 años, pero es responsable por 17 de las 21 canciones de la puesta en escena y en los fines de semana, con dos funciones, eso significa cantar 34 canciones. Eso puede llevar a una fatiga vocal, algo que ha sido un desafío para Kenneth.

“Sí, tengo 21 años y soy el actor más joven del elenco, pero tengo el papel del [líder] más viejo de la banda”, dijo.

Agregó que el director y otros miembros de la producción realmente le han ayudado a sobrellevar los desafíos y a explorar este periodo de tiempo en Los Angeles.

“Aprender más sobre este periodo de tiempo me ha permitido ‘ir más al fondo’ para llevar el personaje al siguiente nivel”, y lidiar con la presión de este importante papel.

“Considero este papel un privilegio. Esta historia es realmente acerca de la familia y un chico y su padre. Las grandes historias tienen que ver con las familias y es una gran obra para todos, especialmente los jóvenes y los artistas”.

Hay muchas similitudes, dijo él, que permiten a artistas jóvenes relacionarse con este musical.

“Yo quiero vivir mi vida y vivir mi vida como un artista”.

“Eastside Heartbeats” se presenta hasta el 29 de Mayo en CASA 0101 Theater’s Main Stage , ubicado en el 2102 East First Street en Boyle Heights. Para más información, llama al (323) 262-7684 ó visita www.casa0101.org

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *