Ármese Contra la Influenza

El otoño no solo significa el caer de las hojas y temperaturas (eventualmente) más bajas.

También es el comienzo de la temporada de la influenza. La actividad de esta enfermedad generalmente empieza en Octubre.

Este también es un buen momento para ponerse la vacuna contra la influenza — algo que a mucha gente no le gusta pero que los médicos dicen no debería dejar de hacer.

Para la temporada 2016-17, la vacuna incluirá partes del virus Hong Kong, 

H1N1 y H3N2 de la influenza, que ayudan a proteger contra los virus más comunes de la influenza. 

El Dr. Thomas Waz, médico de la sala de emergencia del hospital Providence Holy Cross en Mission Hills, le pide al público que reciba la vacuna tan pronto como sea posible.

“La vacuna tiene un antigene que puede hacer que el cuerpo responda como si estuviera luchando contra el virus y así desarrollar anticuerpos”, dijo Waz. “Luego, si te ves expuesto al virus, tu sistema inmunológico está listo. Pero toma dos semanas desarrollar eso”.

Agregó que, “las defensas de nuestro cuerpo a la vacuna disminuye con el tiempo. Es por eso que recibes menos protección de la influenza con El Paso de un año. Es por eso que se provee una nueva vacuna cada año. Es para proteger al público en contra de tres o cuatro tipos más comunes del virus”.

La Influenza es “Engañosa”

Influenza, o el “flu” como también se le conoce, es una enfermedad contagiosa que se propaga a través de Estados Unidos cada año, a menudo entre Octubre y Mayo. El mal es consecuencia de un virus y se extiende principalmente cuando alguien tose, estornuda o está en contacto cercano con alguien infectado. El virus también puede pasar de los pájaros o animales a los humanos.

Cualquiera se puede infectar. Puede suceder de manera repentina y la enfermedad puede durar varios días. Los síntomas incluyen:

 • fiebre/escalofríos

• garganta irritada 

• dolor muscular 

• fatiga

• tos

• dolor de cabeza 

• nariz tapada o mocosa 

La influenza puede llevar a la pulmonía e infecciones de la sangre, y causar diarrea y convulsiones en los niños. Incluso puede empeorar otras condiciones médicas, como enfermedad cardiaca y del pulmón.

La flu es más peligrosa para algunas personas. Los infantes y niños pequeños, así como las personas mayores de 65 años, las mujeres embarazadas y personas con ciertas condiciones médicas o un sistema inmunológico débil tienen el mayor riesgo.

Un problema, que dijo Waz es: los virus de la influenza cambian y mutan constantemente. Por ejemplo, dos tipos diferentes de influenza infectan la misma célula y se combinan. Esto puede crear un nuevo subtipo de influenza.

“La influenza es engañosa: puede cambiar año tras año”, dijo Waz. “La vacuna de este año está compuesta de al menos tres tipo de influenza, y se basa en la investigación que ha venido circulando en el país”.

Y debido a que la gente puede tener poca o nada de inmunidad a un nuevo subtipo, puede causar una severa epidemia de influenza. Los virus de la influenza puede expandirse rápidamente por el cuerpo si el sistema inmunológico no pueden atacarlo rápidamente.

“Si la gente saludable [se infecta] con un virus y lo propagan, lo puedes tener todo el día antes de que aparezcan los síntomas, y hasta una semana después que tengas los síntomas”, dijo Waz.

Como médico, Waz dijo que escucha constantemente razones por las que la gent dice que no quiere recibir la vacuna. Esto abarca creencia de que las vacunas pueden generar el autismo en los niños hasta una desconfianza general en la profesión de medicina.

“Hay mucha atención al riesgo de las vacuna. Pero la mayoría no se basa en investigaciones científicas. La mayoría son opiniones”, dijo Waz.

“Sé que mucha gente no está convencida de que funcionan. Pero sí funcionan”.

Las Vacunas no Generan la Influenza

Otro malentendido, dijo Waz, es que la gente cree que se infectará de influenza a causa de la vacuna.

“El tipo de influenza en la vacuna no es un virus ‘vivo. Lo que gente tiene es una reacción a la vacuna que es similar a los síntomas de la influenza. Pero no es influenza”, dijo.

En años pasados, se recomendaba a la gente con alergias severas a los huevos no recibir la vacuna. Pero eso cambió esta temporada, dijo Waz.

“Algunos de los virus crecían en huevos fertilizados, luego se sacaban para hacer las vacunas”, explicó.

Aquellos con alergia a los huevos u otros problemas de salud que quieran recibir la vacuna la deberían pedir con su doctor y quedarse así al menos 15 minutos bajo observación por cualquier reacción”, recomendó Waz.

Otros con un alto riesgo de complicaciones – ancianos, diabéticos, asmáticos, con problemas del riñón o del hígado y las embarazadas – deberían consultar con sus médicos antes de recibir la vacuna. Pero en la mayoría de los casos se recomienda recibir la vacuna, dijo Waz.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Los Angeles tiene una lista de clínicas que ofrecen la vacuna. Para detalles, visite publichealth.lacounty.gov/ip/ProviderReferralList.pdf

También puede revisar la HealthMap Vaccine Finder para encontrar lugares que ofrecen la vacuna, muchos de ellos sin ningún costo. Para información, visite flushot.healthmap.org.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *