M. Terry / El Sol

Un Cuarteto de Ganadores — (Izq. - der.)  Eric Gaona, Richard Rios, Cameron Lee y José Portillo de la secundaria Grant han ayudado a los Lancers a tener un comienzo de 8-0.

Como todo lo demás que ha ocurrido en esta temporada de football para la secundaria Grant, la semana de descanso del equipo llega en el tiempo perfecto.

Los Lancers van invictos (8-0, 4-0) y reciben un descanso necesario en medio de la temporada regular 2016, y tendrán dos semanas para prepararse para su partido más importante — un encuentro en casa con la secundaria Chavez por el campeonato de la Liga East Valley el 28 de Octubre.

Ambos equipos van invictos en juegos de liga, y la única derrota de los Eagles esta temporada fue ante Reseda el 1 de Septiembre.

Lo que Grant está haciendo esta temporada bajo el primer año del entrenador Franco Stasilli no es necesariamente algo histórico, pero sí sorprendente. Los Lancers tienen uno de los equipos más pequeños en la División II de la City Section. Hay 26 jugadores inscritos, pero generalmente solo 19-20 se alistan para cada partido.

Stasilli — que jugó football en Grant, se graduó de la escuela en 2005, y era entrenador de football para equipos de ocho hombres por bando en la escuela Fulton College Pre antes de tomar el cargo — dijo que estaba preparado para jugar con números minúsculos este año en parte por los cambios que demandaría en el enfoque del programa — empezando con la disciplina. 

“Sabía que tendría cierto talento”, dijo Stasilli. “También sabía que tendría muchos chicos indisciplinados. Lo vi en los videos, y luego lo experimenté al nomás llegar  — lo podía ver. También sabía que había problemas de números. Eso era de esperarse. La primera semana que estuve aquí teníamos 60 chicos. Pero anticipé que muchos de ellos dejarían al equipo debido a lo que esperaba que hicieran. Salían, pero no durarían”.

Aquellos que se quedaron en el equipo no solo aceptaron los métodos de entrenamiento de Stasilli y sus asesores, sino que los hacen con gusto. Al hacerlo, Grant se ha transformado de ser una mano con dedos separados a un puño fuerte que ha dado golpes contundentes semana tras semana.

“La primera semana vestimos a 19 chicos. Nunca ha pasado de 21”, dijo Stasilli. “Usamos eso como nuestra motivación. Ese es nuestro impulso. Cada vez antes del juego eso es lo que nos calienta. Continuamos adelante con solo 19-20 chicos, y nadie espera nada de nosotros. Es duro, duro. En los partidos debo ser inteligente con los tiempos fuera, y todo el mundo debe jugar”.

José Portillo, un lineman ofensivo y defensivo, dijo que los jugadores ahora consideran ese pequeño número de jugadores como un emblema de honor.

“Sabía que el modo de entrenamiento sería diferente. También sabía que mucha gente se iría porque era un nuevo entrenador”, dijo Portillo, de 17 años. “Pero durante todo el verano, la gente que se quedó y trabajó duro…todo el programa cambió. Aunque somos pocos en números, la razón por la que somos como somos es por todas las prácticas que hemos tenido desde la primavera, hasta el verano y ahora. 

“Creo en la forma en que se dirige el equipo — nuestro calendario, la forma que practicamos, la forma en que se administra, la forma que trabajamos todos los días. Y la actitud de la gente. Muchos de los actitudes han cambiado bajo Stasilli. Es muy expresivo, pero solo para hacernos mejor. No es para hacernos sentir mal o menospreciarnos”.

Eric Gaona, un wide receiver y defensive back de 17 años, dijo que no se sorprendió del todo por lo que ha hecho Grant hasta ahora.

“Al principio de la temporada pensamos que podíamos ser un gran equipo debido a todo el trabajo duro que hemos hecho, día tras día”, dijo Gaona. “Teníamos grandes expectativas, pero no sabíamos si las cosas resultarían. Pero los entrenadores creían en nosotros”.

Admite que a veces el pequeño número de jugadores puede ser frustrante. “Pero como dice uno de nuestros entrenadores, el football no es para todos”.

El quarterback Cameron Lee es el director de las opciones ofensivas de los Lancers. Ha lanzado para 1,673 yardas y 25 touchdowns (en contra de cuatro intercepciones) y ha corrido para 493 yardas y marcado seis touchdowns. Stasillio dijo que es uno de los quarterbacks más inteligentes que ha conocido.

“Es muy talentoso”, dijo el entrenador. “El comprende las jugadas, pasado por todos sus progresos, y lee muy bien las defensas. Y, obviamente, tiene un gran brazo y es muy ágil. Pero lo que lo separa de otros quarterbacks que he conocido es cuán inteligente es. En ‘inteligencia futbolística’ está en lo más alto”.

Lee, de 17 años, está feliz de estar saludable. Un codo derecho dislocado lo restringió a jugar primordialmente como wide receiver el año pasado, pero ahora está mostrando todos sus talentos en la posición más visible en el juego.

La mejora más importante que ha hecho, según Lee, es en aprender a ser un líder.

“Trato de lidiar con esto de la mejor manera”, dijo. “Mis compañeros — mis hermanos — siempre me recuerdan a ser humilde para poder alcanzar la victoria. Ha sido un trabajo en desarrollo para mí, en cuanto a mi actitud. Trato de progresar en cómo trato a mis compañeros, y cómo actúo en la cancha si algo sale mal”.

Richard Rios, de 17 años, es otro miembro valioso. Como running back lidera el equipo con 517 yardas por vía terrestre y ha marcado seis touchdowns (uno como receptor).  Como linebacker lidera al equipo en tackles con 40, incluyendo tres sacks de quarterbacks. 

“Richard ha llegado muy lejos, especialmente con tu actitud”, dijo Stasilli. “El es uno de nuestros líderes en el equipo ahora. Es muy bueno en ambos lados del balón — un running back que se apresura y se adelanta a las jugadas y un parador impresionante”.

Rios dijo que todavía siente  la pérdida de su padre, Robert, quien falleció en 2014. Esa ha sido una de las muchas motivaciones en sus esfuerzos esta semana.

“Quiero graduarme, ir a la universidad, seguir jugando football”, dijo Rios. 

Una temporada regular invicta sería un logro memorable para Grant. Pero Stasilli dijo que los entrenadores y jugadores tienen objetivos muy específicos.

“Nuestro primer objetivo es ganar la liga, y todavía no hemos logrado eso”, dijo Stasilli.

“Ese sigue siendo nuestro enfoque primordial y está frente a nosotros. Nuestro próximo enfoque sería tener éxito en los playoffs. Eso será un desafío. Pero queremos tenemos éxito en la postemporada, al menos avanzar a la segunda o tercera ronda”.

La última vez que Grant avanzó más allá de la primera ronda de los playoffs de la División II de la City Section fue en 2013, cuando perdió con Granada Hills en los cuartos de final.

Esa temporada los Lancers tenían a 61 jugadores en el equipo.

La temporada pasada Grant perdió en la primera ronda contra Cleveland.

Esa es otra motivación para el 2016.

“Ganar la liga es el primer objetivo. Pero si podemos ganar la liga, y luego perdemos en la primera ronda de nuevo, parecería una falla”, dijo Stasilli.

“Ese es nuestro objetivo final, lo que hacemos en los playoffs. Y es lo que seguimos recalcando. Sí, estamos 8-0. Pero tenemos objetivos más grandes frente a nosotros”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *