Foto / El sol

Pan fresco de rosca de reyes preparado para el Día de la Epifanía.

Como tantos otros días festivos religiosos y culturales, los Reyes Magos o el Día de los Tres Reyes rápidamente se ha popularizado como un día de fiesta comercial, incluso para las grandes tiendas, muchas de las cuales ahora venden el pan que marca esta celebración – la Rosca de Reyes – y los parques temáticos ahora presentan celebraciones del Día de los Reyes Magos cada año.

Pero, para millones de cristianos ortodoxos en todo el mundo, el Día de los Reyes Magos es el más santo de los días y la temporada de fiestas no termina hasta después de la celebración que tiene lugar el 6 de Enero – el día de la Epifanía, que para ellos es el verdadero día para celebrar la Navidad.

El Día de la Epifanía es el día real en que los tres hombres sabios Melchor, Gaspar y Baltazar llegaron a Jerusalén siguiendo una estrella y encontraron al nuevo rey después de su nacimiento. Millones aquí en Los Angeles y en todo el mundo celebrarán la Navidad después de que muchos otros ya han comenzado el Año nuevo.

Para países como Rusia, Georgia, Armenia, Bielorrusia, Serbia, Egipto, Etiopía y Kazajistán, el viernes 6 de Enero es Nochebuena. La diferencia se debe a que los cristianos católicos y ortodoxos utilizan diferentes calendarios religiosos para conmemorar sus días santos. Para los cristianos del calendario gregoriano, el 6 de Enero marca el día de la Epifanía que es el día que se celebra la revelación de Dios en forma humana como Jesús. Comenzando el 6 de Enero, los cristianos ortodoxos de Europa del este tradicionalmente ayunan hasta la aparición de la primera estrella en el cielo nocturno simbolizando el nacimiento de Jesús.

El día de fiesta religioso se celebra de manera singular en varias comunidades.

En las comunidades latinas, las panaderías han estado muy ocupadas horneando la tradicional Rosca de Reyes que tiene la forma de un círculo para simbolizar la búsqueda de los tres hombres sabios; la fruta seca que adorna la superficie de este pan simbolizan las coronas de los reyes, mientras que la tradicional figurita de bebé colocadas dentro del pan representan al niño Jesús. En reuniones familiares, la persona a quien le toca la rebanada de pan con la estatuilla del bebé es responsable de la celebración de una fiesta con tamales y atole el próximo 2 de Febrero, que es el día de la fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria.

Para aquellos que celebran tanto la Navidad como el Día de los Reyes Magos, se da un regalo final y unos cuantos extras días de compras. Mientras que la tradición de ver quién tiene la rebanada de pan con la estatuilla del bebé es divertido y una tradición, la Rosca de Reyes está destinada a recordar a los creyentes que la oscuridad y el odio del Rey Herodes que ordenó la “masacre de los inocentes” durante el tiempo poco después del nacimiento de Jesús se puede transformar en luz y dulzura.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *