M. Terry / El Sol

Hambre de un título - Los Cavaliers de la secundaria Cleveland, liderados por Joseph Achonu, Andrew Ayala y Jalyne McFall (izq.-der.) buscan un campeonato de la ciudad después de subir a la División I del football esta temporada. 

Dos minutos.

Así de cerca estuvieron los Cavaliers de Cleveland de conseguir un primer campeonato de football de la ciudad el año pasado. Tuvieron una ventaja de 14-12 sobre Huntington Park en el partido de título de la División II hasta que los Spartans llegaron con el touchdown ganador con dos minutos en el reloj.

Eso puso fin a la temporada de 8-6 de los Cavaliers en 2017. Pero, gracias en parte a un sorprendente desempeño en los playoffs incluyó la notable victoria de 55-54 de tiempo extra sobre Eagle Rock en las semifinales, se sintió como si un velo fuera levantado del programa de Cleveland. Fue la primera temporada ganadora del equipo desde 2009. Los Cavs también terminaron una racha perdedora de 21 juegos en partidos de la Liga West Valley.

“Fue importante llegar al partido del Campeonato el año pasado; ahora sé lo que se siente”, dijo Jalyne McFall, de 16 años, un joven que obtuvo el reconocimiento de la División II All-City segundo equipo para la temporada 2017. “Ahora quiero volver [a un juego de campeonato] y ganar”.

Entre las preguntas que enfrenta el equipo de Cleveland en 2018, la más grande es probablemente es:

¿Cómo sostienen los Cavaliers el impulso ganado con el éxito del año pasado? Especialmente desde que el equipo subió a la División I (como fue Huntington Park) como una “recompensa” por su progreso. La competencia será más dura, como se refleja en el calendario fuera de liga que incluye partidos con Pacific Palisades y San Pedro, así como Grant, compañero en la región del Valle y también equipo de División I.

El entrenador Matt Gentle, ahora en su tercera temporada, cree que los equipos de las temporadas 2016 y 2017 han proporcionado la plantilla de esta temporada con el fondo necesario y la actitud para mantener el football de Cleveland en la dirección correcta.

“Lo bueno es que todavía tenemos chicos que estuvieron en el equipo el año pasado que recogieron [el cambio cultural], y se han convertido en nuestros líderes”, dijo Gentle. “Lo establecimos con los chicos [de 2016] pero todavía tuvimos problemas al principio — ese año tuvimos marca de 2-8. Pero ahora tenemos líderes que saben de qué se trata; no es sólo “hablar”. Vieron el trabajo que los chicos pusieron el año pasado y cómo llevó a una gran temporada. Esperemos que puedan continuarlo”.

Joseph Achonu, que mostró una gran promesa como defensive end la temporada pasada, es uno que definitivamente tenía una actitud diferente cuando comenzó la práctica de primavera, y lo ha llevado al verano.

“La derrota [contra Huntington Park] fue realmente desgarradora”, dijo Achonu, de 16 años de edad. “Pero debido a eso, en la práctica de esta primavera y del verano sé que he puesto mucho más trabajo que lo que di en mi primer año. Ahora entiendo el trabajo duro — siempre había más que podía hacer.

“Esta [temporada] recorté todas las distracciones externas y me centré sólo en el football. Porque odiaría que eso volviera a suceder, estar tan cerca de un campeonato y luego perderlo. Entrando en este año me centré en la sala de pesas, el trabajo de campo, comiendo bien, y todas las demás cosas. Quiero asegurarme de que este equipo llegue y lo lleve a casa”.

Los Cavaliers también esperan beneficiarse de varias transferencias, especialmente dos de la secundaria Arleta— Andrew Ayala y Víctor Espinosa.

Ayala, de 16 años, estudiante de último año, que juega como linebacker y fortalece aún más una defensa que se espera que lleve al equipo en la primera parte de la temporada mientras que la ofensiva se recalibra. Él también puede proporcionar información valiosa, después de haber jugado una temporada regular de la División I y el calendario de playoffs en Arleta los últimos tres años.

“En este nivel, el único cambio es la velocidad”, dijo Ayala. “En Arleta, en la Liga East Valley, también jugamos contra los equipos de División-II y División-III. No eran la misma terminación. Jugando contra las mejores escuelas como Eagle Rock, Carson, y Crenshaw [en los playoffs], eran rápidos, físicos y siempre jugaban a un alto nivel con mucha disciplina. Esa es la diferencia.

Espinosa es actualmente el quarterback titular, tomando el cargo que dejó vacante el año pasado Takashi Drayton, quien se graduó. Mientras Gentle (que era un running back en la secundaria Kennedy) quiere tomar ventaja de su línea ofensiva grande y de emplear un esquema ofensivo de la “extensión” más orientado a lanzar, el entrandor todavía quiere que Espinosa ponga la bola al cuerpo de wide receivers, liderados por McFall.

“Víctor… no tiene la capacidad de correr que Takashi tenía, pero es más inteligente y toma las decisiones correctas”, dijo Gentle. “TK podía forzar las cosas a veces, pero sabía que tenía a Isaías Adams”, un primer equipo de selección de toda la ciudad en wide receiver.

“Víctor está estableciendo confianza — definitivamente lo tiene con Jalyne — pero entiende tomar lo que la defensa le da”.

El estado de ánimo de – y la creencia en – el equipo de football en Cleveland sin duda está mejor.

Gentle dijo que más entrenadores universitarios y buscadores de jugadores están llamando y preguntando acerca de los jugadores. “Otra cosa que los chicos hicieron el año pasado fue establecer que hay talento aquí. Tuvimos 10 chicos que recibieron ofertas de la Universidad el año pasado; algo inusual en Cleveland.

Los jugadores están anticipando más apoyo del cuerpo estudiantil y de la comunidad. “Creo que saben de lo que somos capaces, y lo que podemos hacer”, dijo McFall.

La forma en que todo se traduce para los Cavaliers, particularmente en la Liga West Valley, que ya alberga a los contendientes perennes como Birmingham y El Camino Real, es algo que hay que vigilar en 2018.

“El hecho de que este año vayamos a la División I, y tenemos mejores jugadores y mejores alineadores, será muy divertido”, dijo Achonu.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *