Foto / Susana Dueñas

Danny Trejo y Tarah New

Esta es la tercera parte de una serie de entrevistas con el famoso actor

Mucha gente viene a Los Angeles buscando ese gran sueño de Hollywood.

Para Danny Trejo, que había vivido la vida en un camino duro, fue un accidente feliz al recibir una llamada para ir a un set a mostrar a un actor cómo boxear, lo que conduciría a una papel real en la película, que lo puso en el camino hacia una carrera completa.

Después de todo, esta nueva oportunidad no sólo se le entregaría. Tenía que demostrar que podía cumplir con el fin de tener la oportunidad.

“La gente piensa que van a venir a Hollywood y de repente dicen, ‘voy a hacer esto y voy a hacer eso’… pero usted vas a pagar tus cuotas”, dijo Trejo.

“Pagué muchas cuotas, algunas por accidente pero pagué muchas deudas y toqué muchas puertas y no iba a dejarme discriminar, me puse en el frente, punto”.

Su padre falleció, y nunca vio el éxito cinematográfico de Trejo, y aunque le contó algunos de los grandes nombres con los que trabajaba, le llevó a su madre algún tiempo antes de que se diera cuenta de lo exitoso que se había convertido.

“Mi mamá no pensaba que yo tenía un trabajo y luego hice un episodio de (la telenovela) Young and the Restless, y fue una novela – ella no podía creerlo. Ella tenía todos sus amigos allí [en la casa] y ellos estaban retrocediendo el casette [para ver el show]”, ríe Trejo, “entonces ella pensó que yo lo había logrado”.

Trejo dijo que la “actitud” juega un papel importante en llegar al éxito, y recuerda las palabras de su madre que le recordó que él tenía opciones.

“Entré en CVS para comprar (la medicina) Maalox porque mi estómago me estaba molestando y unos 10 niños me vieron saliendo y firmé autógrafos y me metí en el auto, y mi mamá dijo, ‘¿Qué pasa mijo?’ Dije que no quería hacer eso mamá, pero no sabía cómo decir ‘no’. Ella dijo, ‘mijo sé un fontanero, nadie te pedirá un autógrafo’, nunca olvidaré eso”, sonrió Trejo. Fue ese consejo tan simple pero poderos de la sabiduría de su madre hace años, que le da forma a su perspectiva.

“Cuando alguien pregunta por qué siempre hago eso [firmar autógrafos], digo, porque ese tipo pagó mi alquiler”.

“Digo oraciones sencillas todos los días para que Dios me ayude a firmar cada autógrafo y me permita tomar cada foto, porque es una bendición hacerle el día a alguien con un autógrafo y una foto. Muchos actores no lo hacen y yo salgo de mi camino para hacerlo”.

Cuando se le pregunta si a veces siente el peso de “representar a la comunidad”, Trejo responde fácilmente.

“Cualquiera en este negocio, ya sea [trabajando detrás de las] cámaras o en sonido o actuando, creo que es una bendición de Dios”, dijo Trejo que disfruta estar aquí en el noreste del Valle de San Fernando, “yo soy parte de la comunidad”, dijo. “He pasado de ser ‘machete’, el chico malo en el planeta a ser ‘Marsha Brady’ y me divierto mucho con todo y me voy a Home Depot y (Danny imita los silbidos y los comentarios lúdicos en Español) [dicen], ‘¡Hey Marsha… cabron!’, y todos nos reímos.  Creo que todo esto es una bendición”, dijo.

“La actitud es una parte muy importante de la actuación y no es la actitud cuando la cámara está rodando, pero es cuando no está rodando. Es una actitud de gratitud y es una bendición de Dios”.

Como ejemplo, Trejo recuerda la filmación en Florida en un día caluroso cuando el elenco y los empleados de la filmación se quejaban de todo. El director le preguntó a Trejo qué queja tenía, “¿Estás bromeando? Le señalé a una casa a una cuadra de distancia, donde unos cinco tipos estaban golpeando clavos. ¡Estoy bien, no tengo quejas, amigo! Puedo pedir un paraguas y me traerán uno. Ya no me conseguirán uno de esos pequeños ventiladores porque el pelo se me atasca en él”, se ríe.

Alimentos saludables, hacer ejercicio y ayudar a otros

Una actitud donde todas las cosas son posibles ha servido bien a Trejo y muy pronto se unirá a sus empresas de Trejo’s Tacos, Trejo’s Donut, Trejo’s Music.

Hace unos dos años, realizó audiciones para cantantes en el Boys and Girls Club. Le dio a los cantantes que conoció una canción para aprender al día siguiente, pero otras dos chicas tenían algo más que hacer ese día y otros también una lista de excusas.

Fue allí que escuchó por primera vez a Tarah New, quien regresó lista para cantar, y fue seleccionada.

“La gente podría quejarse de que fueron eliminados, pero lo que digo es que te has eliminado a ti mismo”, dijo Trejo.

New se describe a sí misma como “media Latina” y la hija y nieta de trabajadores migrantes. Canta fácilmente en inglés y español. Antes de conocer a Trejo, sus padres, especialmente su madre, apoyaron su sueño de mudarse a Los Angeles cuando buscaba su oportunidad y hasta encontrarse con Trejo estaba trabajando en muy pequeños conciertos por unos pocos dólares.

“Sólo estaba trabajando, y yo estaba siempre tan cerca, pero no allí y sólo seguía orando y haciendo mi parte, cantando por un par de dólares aquí y allá hasta que recibí una llamada de un amigo diciéndome que Danny Trejo estaba teniendo audiciones para los cantantes – eso cambió mi vida por completo”, describió. “Ahora miro hacia afuera y veo un mar de gente en la audiencia”.

Con la oportunidad que ahora se le ha dado, New dijo que quiere “pagarlo a los demás” para ayudar a levantar a otros y darles una oportunidad.

“Me imagino a mi abuela y a mi mamá y ellas estaban en México y lass pobres vivían en una casa con un techo de hojalata y estaban yendo y viniendo como trabajadores migrantes y decidieron quedarse y no tenían ningún plan, y mi abuelo entró en una gasolinera pidiendo trabajo para que pudieran quedarse en los Estados Unidos. Sólo dos generaciones después, estoy en Los Angeles trabajando con Danny Trejo”, dijo New. “Canto canciones que empoderan a las mujeres y a los jóvenes. Al igual que Danny está hablando de hacerlo con películas, quiero hacerlo con mis canciones”.

Bajo la disquera “Trejo’s Music” New ha estado produciendo un álbum con él, Baby Bash y Frankie J. Ella se presentó en el escenario actuando para una audiencia de 65,000 personas recientemente para un espectáculo del Show de Art Laboe. “Ya estoy cantando canciones que empoderan a las mujeres y a los jóvenes”.

Buena comida, buenas películas, buena música – Danny Trejo cree que no hay límites en lo que hace y no cree que cualquier otra persona debería tenerlas tampoco; “No hay limitación. Hemos tenido miedo toda nuestra vida… el miedo se ha ido ahora, sólo tenemos que hacerlo con una ‘actitud de gratitud’”, dice.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *