La Reunión a Favor de Trump Corre a lo Largo de Ventura Boulevard; Maestra es Amenazada por Usar Una Camiseta que dice "No Puedo Respirar"

La maestra de El Camino Real Charter High School, Yasmine Pomeroy, instaló recientemente un sistema de seguridad en su casa. 

No fue porque Pomeroy fue víctima de un robo o tuvo otros problemas en su vecindario. Lo hizo después de que uno de sus compañeros maestros recibió amenazas y huyó de su propia casa con su hija por llevar una camiseta con la frase “No Puedo Respirar”, una referencia conocida al asesinato policial de George Floyd y un cántico recitado durante las protestas de Black Lives Matter. 

“Estoy muy cerca de ella. No sé qué va a pasar”, dijo Pomeroy el domingo 30 de agosto durante un” Día de la Comunidad “organizado por la organización de base West Valley People’s Alliance, y que se llevó a cabo en el Templo Hindú y el Centro Cultural Indio en Devonshire Street en Chatsworth. 

Los organizadores dijeron que el evento se llevó a cabo para contrarrestar una “combinación de miedo, pobreza, ira, odio e ignorancia”, que el activista Ankur Patel culpa por el vandalismo en el templo, un salón de manicura cercano, así como un restaurante japonés y mexicano. 

Controversia de la Maestra 

Patel ve una conexión entre el vandalismo y las amenazas dirigidas al maestro de la escuela autónoma Woodland Hills. 

El primer día de clases, un padre le tomó una captura de pantalla mientras enseñaba sobre justicia racial durante una clase de inglés. La imagen rápidamente se volvió viral en las redes sociales, generando cientos de mensajes de apoyo y odio, incluso amenazas. 

De acuerdo con las políticas de educación a distancia de la escuela, los estudiantes y sus familias “no pueden fotografiar, grabar video o audio, ni tomar capturas de pantalla de ningún aprendizaje a distancia sin el permiso expreso por escrito”. 

La escuela condenó el incidente y expresó su apoyo a la maestra, pidiendo unidad.

“En esta época de injusticia racial en nuestra nación, este debe ser un año para reconstruir nuestros puentes y profundizar nuestra empatía por los demás. Debemos trabajar juntos para sanar”, declararon los funcionarios escolares en un comunicado de prensa. 

Pomeroy, que usó una camiseta de “Black Lives Matter” durante el evento del domingo pasado, dijo que está “desanimada por lo que sucedió en nuestra comunidad”. 

También está resuelta a seguir enseñando a sus alumnos sobre justicia social. 

“Nuestra educación no se verá intimidada”, dijo. “No podemos simplemente decir que apoyamos Black Lives Matter, debemos seguir mostrándolo porque no es un problema político, es un problema de derechos humanos”. 

La Dra. Nichet James-Gray, una de las cuatro mujeres negras que se postulan para cuatro puestos vacantes en la Junta del Distrito de Colegios Comunitarios de Los Ángeles, calificó el incidente de “horrible” y culpó a un “presidente que está en contra de todo”. 

“Estamos tratando de navegar por toda esta negatividad y racismo, eso tiene mucho que ver”, dijo James-Gray. 

 

ReuniÓn en el Valle

En el otro lado del Valle, el mismo día, hubo un evento opuesto llamado “Reunión en el Valle” con cientos de personas defendiendo y defendiendo al presidente Trump. Decenas de vehículos, incluidos algunos vehículos militares y un autobús escolar con un enorme letrero de “Abran nuestras escuelas”, se reunieron junto a la escuela secundaria Taft. Las personas decoraron sus autos con banderas y mensajes estadounidenses apoyando a Trump. 

Condujeron por Ventura Boulevard hacia Studio City. 

Keith Greene, un hombre negro, fue uno de los partidarios de Trump que considera al movimiento Black Lives Matter como una “organización terrorista”. 

“Se han alineado con los medios de comunicación de izquierda y los anarquistas y no están dispuestos a alinearse con lo que es correcto para el país”, dijo Greene, quien lució el icónico sombrero rojo de “Make American Great Again”. 

“Apoyan la separación y el odio y eso es lo que se ve en Portland y Minnesota, donde están causando toda la destrucción”, agregó. “Donald Trump está uniendo a la gente”. 

Otro participante del evento fue Yolanda González, nacida en Venezuela, y su familia. Dijo que apoyan a Trump porque “no queremos que el socialismo, el comunismo llegue a Estados Unidos”. 

Su hija, Yolie, sostiene que los demócratas le han fallado a California. 

“En otros estados no se ve lo que pasa aquí, con la legalización de la marihuana, tanto crimen, falta de vivienda”, dijo Yolie, y señaló que el problema que la gente tiene con Trump es que “es muy honesto y dice cómo se siente”, pero ” es un gran presidente “. 

Megan Paradise, vestida con una bandera de Estados Unidos y sosteniendo un cartel de “Trump / Pence 2020”, estuvo de acuerdo. 

“Quiero recuperar mis derechos”, dijo. “(Los demócratas) siguen pisoteando nuestros derechos, nuestra justicia, nuestras escuelas”.

Paradise dijo: “Trump me despertó” y no entiende por qué las personas que se quejan de los políticos corruptos critican al presidente que “está a favor del pueblo” y está luchando contra esa corrupción. 

Garm Beall, quien fue uno de los pocos manifestantes anti-Trump en el mitin, denunció la reunión desde el otro lado de la calle. 

“Eso de allá se basa en la ignorancia, el miedo y la mentira y no lo queremos”, dijo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *