Karen Ruiz

Alex García dice que tiene los nervios destrozados.

“No puedo dejar de caminar, moverme”, confiesa.

García y su familia se sorprendieron y entristecieron cuando su prima Karen Ruiz, madre de dos hijos, fue asesinada a tiros por su exnovio, Herbert Nixon Flores, frente a su hija de tres años el 6 de enero.

El violento ataque capturado en video ocurrió cuando Ruiz dejaba a la niña en la casa de la niñera. El video es “angustioso de ver” y un “ejemplo horrendo” de una obsesión fatal, violencia doméstica y comportamiento criminal que deja a dos niños sin una madre amorosa, dicen los familiares de García.

Flores, de 46 años, se suicidó mientras era perseguido por las autoridades en Texas el 9 de enero.

El Departamento de Policía de Irving dijo que Flores se disparó a sí mismo con una pistola en Irving, Texas, cuando los agentes se acercaban a él.

La oficina del FBI en Los Ángeles dijo que Flores también era conocido por el apodo de “Shyboy” y tenía vínculos con Arleta, Adelanto, Victorville y otras ciudades.

La policía de Irving dijo que Flores estaba ubicado en Arlington mientras visitaba a su familia allí, y fue seguido después de subir a un vehículo y dirigirse hacia Dallas.

“Los movimientos de Flores fueron rastreados hasta que los vehículos policiales marcados estuvieron en el área”, dijo la policía el 9 de enero. “Flores se dio cuenta de que lo estaban siguiendo, abandonó su vehículo y comenzó a caminar a pie.

“Una vez que Flores vio que los carros de la policía marcados se acercaban a él, se suicidó con una herida de bala autoinfligida con una pistola que tenía en su persona”, continuó la policía de Irving.

La noticia del suicidio de Flores fue un final “agridulce” para García.

“Queríamos que él pagara por lo que iso. De una forma u otra, lo está pagando. Es una buena noticia en cierto modo”, dijo García al periódico San Fernando Valley Sun / El Sol durante una entrevista telefónica.

“Una Persona Hermosa”

García dijo que él y Ruiz crecieron juntos en su natal El Salvador. Ambos llegaron finalmente a los Estados Unidos y tuvieron sus propios hijos. En ocasiones, Ruiz incluso ayudó a cuidar a los hijos de García.

“Ella era una persona hermosa. Ella no lastimó a nadie. Vivía para su hija y su hijo. Ella nunca hizo nada malo”, dijo.

García habló por última vez con Ruiz en su cumpleaños, el 25 de diciembre, cuando sus hijos le cantaron ” Happy Birthday” por teléfono.

Cuando recibió la llamada sobre su muerte unos 30 minutos después de que sucediera el 6 de enero, no podía creerlo.

García abrió una cuenta de GoFundMe (https://bit.ly/39kf59h) para ayudar a la hija de Ruiz, que ahora vive con su abuela. El hijo de Ruiz de 14 años de una relación anterior vive con su padre.

“El mundo de Karen era el trabajo (como limpiadora) y sus hijos y este hombre la mato porque ella no quería estar con él y ahora la niña no tiene mamá ni papá”, dice García con tristeza.

“Ella quería separarse de este chico. Supongo que estaba obsesionado con Karen. Y preferiría lastimarla o matarla porque supongo que eso es lo que sintió al respecto “.

“Amenazada Antes” por Flores

Nancy Jovel, otra prima que también ha establecido una cuenta de GoFundMe (https://bit.ly/38us88U), da fe de la obsesión y la racha violenta de Flores.

“Él nunca la dejó sola”, dijo Jovel, quien actuó como mediadora entre los dos después de la separación. “Siempre seguía molestándola”.

Dijo que Ruiz y Flores habían sido amigos durante algún tiempo antes de convertirse en pareja hace unos cuatro años.

Pero desde el principio, “él siempre fue violento”, señala.

Después de golpearla o maltratarla, Flores le decía a Ruiz que cambiaría. Y ella lo aceptaría de regreso, en parte “porque tenía un buen corazón”, recordó Jovel. Pero “era como un monstruo todo el tiempo”.

“Siempre estaba comprando juguetes para sus hijos. Ella fue muy humilde. Todos los que la conocieron la amaron por su forma de ser “.

En julio pasado, Ruiz decidió separarse de Ruiz después de los continuos abusos y presentó una orden de restricción en su contra. Pero él la acechaba todo el tiempo, “casi todos los días”, dijo Jovel.

De hecho, dijo, Flores atacó a Ruiz el 2 de agosto y trató de obligarla a subir a su auto para ir a otro lugar. Pero un amigo de Ruiz que estaba con ella lo impidió.

“Siempre estaba amenazándola”, dijo Jovel. “Ella siempre estuvo asustada”.

Apenas unos días antes de su muerte, dijo Jovel, Flores le dijo a Ruiz que “tenía un bonito regalo para ella”.

El 6 de enero, Jovel le envió un mensaje de texto como solía hacer. “[Ruiz] acaba de decir buenos días. Ella nunca respondió”, dijo Jovel. Justo antes de las 10 a.m., un amigo de Ruiz la llamó gritando: “Está en el suelo, muerta”.

La policía dijo que Flores mató a balazos a Ruiz cuando dejaba a su hija en la casa de un amigo en la cuadra 9000 de Bartee Avenue. Las imágenes de vigilancia publicadas por el Departamento de Policía de Los Ángeles muestran a Flores deteniéndose frente a una casa mientras Ruiz sale de una camioneta.

Se puede ver a Ruiz corriendo hacia la casa gritando, pidiendo ayuda mientras Flores la persigue y le dispara varias veces.

En el video se escucha a un niño llorando mientras Flores abandona la escena, mientras que otra persona desde el interior de la casa dice: “La mató”.

La policía dijo que Ruiz sufrió múltiples heridas de bala. Fue declarada muerta en el lugar.

“Ella no se merecía una muerte así”, dijo Jovel.

Peor aún, la hija de Ruiz fue testigo del ataque. “Ella te dice ‘mamá se cayó y no se levantó’. Es desgarrador”, dijo Jovel.

Ella cree que Flores estaba tratando de huir a El Salvador cuando se suicidó.

“No le deseo eso a nadie, pero él se merece esto y probablemente más que eso”, dijo Jovel.

Tanto García como Jovel dicen que su prima fue víctima de violencia doméstica durante años y recomiendan a otras mujeres en la misma situación que se “vayan”.

“Si tu pareja te falta al respeto, te pega o cosas así, es mejor separarse de esa relación. Puede convertirse en un accidente”, dijo García. “Cuando uno está molesto, ya sea el esposo o la esposa, y hay un arma, la gente no piensa en las consecuencias y uno puede matar al otro”.

“Vete antes de que suceda algo terrible”, dijo Jovel sucintamente. “No merecemos que nos traten así”.