Foto cortesía de Angels Baseball

C Ramírez -- el lanzador derecho nicaragüense lideró a todos Los Angels en triunfos en 2017 con 11. 

Los aficionados han estado preguntándose cuánto tiempo la administración de los Angels iba a estar atada al purgatorio autoimpuesto de los contratos a largo plazo para Albert Pujols (todavía coon el equipo y a quien se le deben $114 millones) y Josh Hamilton (que ya no juega béisbol).

El Gerente Geneal Billy Eppler recibió un poco de libertad para gastar este año y se fue de compras. Extendió el contrato del jardinero y potente bateador Justin Upton (35 home runs y 109 RBIs), que fue adquirido de Detroit a finales de la temporada 2017, para darle un poco de protección en la alineación a Mike Trout y Pujols, que tuvo 23 home runs y 101 RBIs, pero solo 143 hits (la menor cantidad en su carrera), y probablemente no pueda seguir produciendo tanto a los 37 años.

Eppler también compró a Ian Kinsler (ex de los Tigers y Rangers) para reforzar la segunda base con la esperanza de el promedio de bateo de .236 del año pasado no signifique que los mejores días ofensivos del hombre de 35 años hayan quedado en el pasado.

Y también contrató al agente libre Zack Cozart para jugar en la tercera base al lado del ganador del Guante de Oro en 2017, el paracortos Andrelton Simmons. Cozart — quien pegó 24 home runs la temporada pasada para Cincinnati – nunca ha jugado en la tercera base, pero se espera que haga una transición buena. Aún con el limitado alcance de Pujols en la primera base, esta podría ser una de las mejores defensivas en béisbol. Y de receptor esta otro ganador del Guante de Oro en 2017, Martin Maldonado. 

Muchos consideran a Trout como el mejor jugador complete en las Ligas Mayores, y está saludable después de perderse 48 partidos el año pasado debido a una lesión en el dedo gordo. Él, Upton y el ex ganador del Guante de Oro Kole Calhoun, todos pueden cubrir el jardín. Los Angeles sí necesitan que Calhoun, que pegó 19 home runs e impulse 71 carreras, reduzca los 134 ponches que tuvo la temporada pasada.

¿La razón por la que Pujols, que podría alcanzar los 3,000 hits y 2,000 RBIs esta temporada, no sera el bateador designado? Los Angels adquirieron al agente libre más intrigante disponible como es Shohei Ohtani, un jugador japonés de 23 años que está recibiendo la oportunidad de lanzar y ser el bateador designado.

Los cazatalentos en ambas ligas han alabado el brazo de Ohtani, que ha lanzado fastballs de 100 mphs, y la rápidez de su bate, que genera un gran poder. La preparación de primavera ha sido un poco altibaja, pero los Angeles le darán toda oportunidad para que tenga éxito en el montículo –al punto de usar una rotación de seis hombres – y en el plato de bateo. Si Ohtani puede ayudar en alguno de estos lugares, o ambos, los Angels esperan estar peleando por la “wild card” de los playoffs.

La sabiduría convencional dice que es la “wild card” porque Houston, que terminó 21 partidos arriba de los Angeles en el Oeste de la Liga Americana el año pasado en su camino al Campeonato de la Serie Mundial, todavía es relativamente joven y fuerte. Los Astros también tendrán al veteran lanzador derecho Justin Verlander por toda la temporada, lo que refuerza más su rotación.

El pitcheo de los Angeles debería ver un bajón de los 4.30 ERA que tuvieron el año pasado, asumiendo que la posible retación compuesta por JC Ramírez, Garrett Richards, Matt Shoemaker yTyler Skaggs — así como Ohtani — con los veteranos cerradores Cam Bedrosian, Jim Johnson Blake Parker y Noe Ramírez puede mantenerse enfocada y saluable.

Es la razón por la que un récord negativo esta primavera no preocupa a Mike Scioscia, que inicia su temporada 19 como mánager de los Angels, ni tampoco ha alterado la dirección que el club se trazó en Febrero.

“En estos momentos estamos tratando de ponerle los últimos toques a nuestros lanzadores porque tenemos a algunos chicos que están un poco retrasados”, dijo Scioscia. “Creo que nuestros titulares están empezando a emparejarse. Y ojalá que nuestros cerradores también lo hagan como lo necesitamos”.

“No vas a saber con certeza hasta que empieces la temporada, veas cómo reaccionan los chicos, y si hay ciertos roles que pueden empezar a definirse. Pero tenemos buenos brazos ahí, y ojalá vamos a tener chicos que puedan sacar outs”.

Los Angels deberían ser un mejor equipo ofensivo que el del año pasado cuando tuvieron un promedio de bateo paupérrimo de .243. Y si la defensive se vuelve tan bueno como se predice, podrían entrar en la contienda por los playoffs con otros candidatos como los Astros, Yankees, Indians, Red Sox, Twins, y Brewers.

Una racha particularmente difícil llega temprano. Los Angeles jugarán 16 partidos (desde el 22 de Mayo al 6 de Junio) en contra de los Blue Jays, Yankees y Tigers a domicilio, y Texas y Kansas City en casa sin uun día libre. 

Si pueden salir avantes en ese period, habrá todavía mucha temporada restante para competir por un puesto en los playoffs.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *