Escenas de la marcha del año pasado.

Por tercer año consecutivo después de que Donald Trump ganara la Presidencia en 2016, se espera que miles de mujeres, hombres y familias se congreguen en el Centro de Los Angeles este sábado 19 de Enero para la Marcha de Mujeres de Los Angeles, donde promoverán sus derechos, así como el de las minorías, empujarán a favor de las libertades civiles y la justicia social.

Entre ellos estará Michelle Fowle, para quien la ascensión de Trump al poder fue un momento decisivo.

“Fue más allá de una llamada para despertar”, dice la residente de Northridge.

Mientras que ella admite que no respaldaba a Hillary Clinton 100 por ciento, estaba totalmente en contra del trato y las declaraciones de Trump sobre las mujeres y las minorías, y otros asuntos que abogó por.

Su inesperado triunfo en las urnas, la dejó “sorprendida”.

“No creí que fuera posible”, dice Fowle. “Mi marido nunca me había visto así. Él sabe que nada me deprime

“Lloraba todos los días”, añadió. “Sentí temor, terror, personas que son musulmanes y armenios me estaban llamando y llorando conmigo en el teléfono”.

Fowle terminó dejando su trabajo y convirtiéndose en un activista.

“Pensé ‘no puedo dejar que la gente sufra y esto va a empeorar’. Necesito hacer todo lo que pueda como un ciudadano regular”, dice.

Una de las primeras cosas que hizo fue volar a Washington D.C. para unirse a cerca de un millón de mujeres y activistas en la Marcha de las Mujeres, una protesta mundial que tuvo lugar el 21 de Enero de 2017, el día después de la toma de posesión del Presidente Trump. Fue la protesta más grande de un día en la historia de los Estados Unidos, con protestas similares celebradas en todas las principales ciudades del país, incluyendo Los Angeles. 

“Estaba llorando y maravillada. Sentí que era la cosa más poderosa que había hecho en mi vida”, recuerda Fowle. “Todas estábamos allí con el mismo propósito, a pesar de que todos somos realmente diferentes”.

Activismo

Ella admite que nunca había participado en protestas, marchas o algo así antes. 

“Apenas sabía quién era mi senador”, dice Fowle.

Pero todo eso cambió. Formó la Resistance Northridge Indivisible, un grupo de base que se reúne cada mes y cuyo único propósito es el activismo.

“Para tener el mundo que quieres, tenemos que ser ciudadanos activos”, dice Fowle.

El grupo participó el año pasado en la Marcha de Mujeres de Los Angeles y lo está haciendo de nuevo este año.

“Esto no va a desaparecer”, dice Fowle.

Como mujer blanca, agrega que sabía que las mujeres en general eran discriminadas, pero “la elección de Donald Trump lo llevó al siguiente nivel para mí”.

“Pensé que las mujeres habían llegado mucho más lejos que eso. Entonces realmente me di cuenta, ‘esto es lo que todos los que no son blancos han estado sufriendo y sentí que los había dejado caer’. 

“Pero esto no se trata sólo de las mujeres. Es un tema más amplio para mí”, dice Fowle, quien desde entonces aboga por “usar su privilegio para el bien”. 

“Me decepcioné a mí misma”, dice por no estar activa antes.

“Cuando las familias inmigrantes son separadas, necesitamos estar allí. Necesitan oportunidades y necesitan saber que somos iguales”, dice.

Para ella, la Marcha de las Mujeres es un acontecimiento que “te da esperanza”.

“La marcha es un buen momento para sentir que no estás sola. Te anima“, dice.

Fowle señala que también se trata de demostrar que no tienes que estar enojado o violento, sino decir la verdad.

Eso es importante, especialmente en las reuniones familiares, ya que la mayoría de la familia de Fowle votó por Trump.

“Tuve que realmente trabajar para sobrellevar eso”, dice. “En lugar de pelear, lo que hago es hacer muchas preguntas. Teníamos discusiones y terminamos hablando“.

Es lo mismo en la Marcha.

“Se trata realmente de hacer una declaración que no vamos a desaparecer, vamos a presionar a los políticos, iniciar un movimiento”, dice.

La Marcha

“Los últimos dos años han sido devastadores para tantas personas… en 2019 las Marchas de las Mujeres nos ofrecen la oportunidad de seguir haciendo girar la marea por los derechos de las mujeres, los derechos humanos, las libertades civiles y la justicia social“, dijo Emiliana Guereca, Directora y Cofundadora de la Marcha de Mujeres de Los Angeles.  

“¡Noviembre nos ha mostrado el poder de las encuestas! No podemos permitirnos sentarnos y esperar. Debemos estar presentes y organizados, sabemos lo que sucede cuando nos sentamos al margen, dejamos que otras personas elijan la forma de democracia para nosotros y simplemente no podemos permitirnos eso“, agregó Guereca.

Las Marchas de Mujeres de California 2019 buscan recordarle a nuestra gran nación que respete, honre y proteja nuestra diversidad y nuestras libertades. Creemos que el cambio proviene de tomar acción positiva, constructiva y encontrar consuelo y fuerza en los principios de inclusión, civilidad y compasión por nuestra humanidad compartida, indican  los organizadores.

Los participantes de la Marcha se reunirán en Pershing Square (5th & Hill Streets) a las 8:30 a.m. y comenzarán a marchar al Ayuntamiento de Los Angeles a las 10 a.m. 

Para obtener más información sobre las diferentes marchas a través de California, visite: www.womensmarchca.com, www.womensmarchla.com

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *