Foto /MIke Olivarez

El Día de la Gente Indígena se celebró en eventos el fin de semana pasado y oficialmente el lunes 11 de octubre como feriado oficial.

Se hicieron anuncios significativos y se llevaron a cabo eventos que indicaron que por fin la población indígena de este país de asesinados, forzados a internados, enterrados en tumbas sin marcar y población descuidada finalmente está siendo reconocida.

Primero fue el reemplazo del feriado del Día de Colón por el Día de la Gente Indígena. Se espera que con su paso, la historia sea corregida y las atrocidades presentes hoy en día sobre las reservas y las mujeres nativas desaparecidas y las necesidades de las poblaciones nativas urbanas no sean ignoradas.

Joe Biden se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en proclamar el 11 de octubre como el Día de la Gente Indígena, lo que dará una pausa a la desinformación que aún se enseña en los libros de historia de Estados Unidos sobre la llegada de los exploradores a las Américas.

En la proclamación presidencial, Biden reconoció las contribuciones de los nativos americanos a los Estados Unidos y reconoció las malas acciones históricas de la nación hacia la gente indígena.

“Nuestro país fue concebido con una promesa de igualdad y oportunidades para todas las personas, una promesa que, a pesar del extraordinario progreso que hemos logrado a lo largo de los años, nunca hemos cumplido plenamente”, dijo Biden.

El gobernador Gavin Newsom anunció una asociación entre el Consejo de Verdad y Sanación de California y el Proyecto de Riqueza Descolonizante para apoyar la participación filantrópica y comunitaria, la concesión de subvenciones y el cambio narrativo.

“A medida que honramos la perseverancia, la rica diversidad y las contribuciones de toda la gente indígena hoy, California está avanzando en nuestro compromiso de colaborar con las comunidades tribales de todo el estado para hacer realidad la promesa de una California para todos”, dijo Newsom.

El gobernador también emitió una proclama declarando el Día de la Gente Indígena.

“Esta nueva asociación ampliará los esfuerzos de la Administración para involucrar a las familias nativas americanas en el importante diálogo creado por el Consejo de La Verdad y la Sanación, ayudando a construir puentes y comenzar a sanar heridas profundas”, dijo.

Día de la Gente Indígena celebrado en Sunland-Tujunga

Más cerca de casa, en el Valle de San Fernando, el primer evento del Día de la Gente Indígena se llevó a cabo en un espacio abierto en Sunland-Tujunga. Al evento asistieron más de 450 personas que reflejaron la población de Los Ángeles.

El evento comenzó con la bendición de Dennis García, un anciano de la Banda fernandeno Tataviam de Indios de la Misión. Allí la zona rural se llenó de olor a copal, arte y danza.

“Nuestros participantes incluyeron a muchas personas de comunidades indígenas vecinas, incluidas Tongva-Gabrieleno, Chumash y Tataviam. Teníamos una audiencia muy diversa en términos de género, edad, etnia, raza. El evento demostró que hay un deseo y una necesidad de estos espacios que elevan a la gente indígena, su cultura y sus contribuciones”, dijo la organizadora Evelyn Serrano.

Fue el primer evento de este tipo en Sunland-Tujunga.

“Los organizadores ST Forward, ABRA y STVU, tienen la intención de convertirlo en una tradición anual, además de perseguir otros proyectos y asociaciones con los pueblos indígenas durante todo el año”, dijo Serrano.

“Todos se unieron”, dijo Mary Soracco. “El mejor elemento para mí fue que todos se unieran en un espíritu de tolerancia y unión, queriendo aprender y honrar a la gente indígena.

“Me sentí orgullosa de que un grupo de miembros de la comunidad, que incluía a personas indígenas y no indígenas de diferentes razas, etnias y grupos de edad, se reunieran para soñar y organizar este evento después de reconocer la necesidad de ello”, dijo.

La gente salió del evento sintiéndose bien y diciendo que era hermoso estar allí, Liliana Sánchez.

“Han pasado dos días desde nuestro evento y todavía estoy absorbiendo todo lo que experimenté. La hermosa experiencia humana es casi inexplicable”, dijo Sánchez.

Serrano señaló que los pueblos indígenas han sufrido un genocidio cultural y literal durante siglos.

“Ese genocidio viene con el borrado de millones de personas de nuestros libros de historia, nuestras historias colectivas y del futuro. Pero eventos como este dejan una cosa muy clara: la gente indígena están aquí. Han estado aquí y seguirán estando aquí en el futuro”, dijo.

“Su resiliencia, su sabiduría y su conocimiento ancestral deben elevarse más allá de cualquier reunión de un día. Durante estos tiempos de cambio climático extremo y agitación social, tenemos mucho que aprender del liderazgo y el conocimiento de la gente indígena. Estoy orgulloso de mi comunidad por aparecer para aprender y apoyar a la gente indígena”.

Hubo algunas personas que asistieron que tenían antepasados indígenas pero nunca han tenido la oportunidad de aprender más sobre su cultura.

Muchas personas en todo el continente americano, incluyendo México y América Latina son indígenas, pero se han plegado a la cultura dominante en los Estados Unidos. Pueden llamarse latinos o hispanos, pero no indígenas que son.

Entre ellos estaba Judith Quiñones.

“El mejor elemento para mí fue poder explorar y discutir una nueva parte de mi identidad con personas que la comparten”, dijo Quiñones.

Todos los que asistieron apreciaron que, independientemente de sus antecedentes, fueron bienvenidos y aceptados.

“Cuando las personas son libres de expresar sus identidades, ayuda a todos. Ayuda a los presentadores indígenas a contar las historias y cantar las canciones y hablar los idiomas de sus pueblos, y beneficia a la audiencia, que aprende sobre los indígenas Tongva, Tataviam y Chumash”, dijo Eric Santiestevan.

“También aprenden sobre otros pueblos indígenas que han venido a vivir a Los Ángeles. El público tuvo la oportunidad de bailar con artistas tongva y danzantes mexicas, y eso es algo que puede romper barreras de pensamiento”, dijo.