El Viernes 29 de Agosto se colocó una placa en el Parque Salazar del Este de Los Angeles para honrar el legado del periodista fallecido.

 

El Viernes 29 de Agosto se colocó una placa en el Parque Salazar del Este de Los Angeles para honrar el legado del periodista fallecido.

La ceremonia fue organizada por la oficina de la Supervisora Glora Molina y el Departamento de Parques y Recreación del Condado de Los Angeles.

Molina dijo que tenía 21 años cuando asistió al Chicano Moratorium. En ese entonces, señaló, los latinos eran tratados como ciudadanos de segunda clases al mismo tiempo que muchos de ellos, incluyendo algunos de sus compañeros en la secundaria, morían en la Guerra de Vietnman.

“Rubén Salazar era un gran cronista e impulsor que dedicó sus talentos a compartir con el mundo lo que significaba ser mexicoamericano en un momento y lugar transformativo”, dijo Molina en un comunicado. “Sus contribuciones lo convirtieron en un ícono en la comunidad–y aunque su vida se apagó muy corta tragicámente, su legado vive en la gente que influenció, inspiró y tocó con su trabajo”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *