Crece la Oposición Pública al Proyecto de Vivienda Accesive

El Concilio de San Fernando pospuso una audiencia pactada para el 15 de Septiembre donde consideraría entrar en un acuerdo con el California Statewide Communities Development Authority (CSCDA), y aprobar una resolución para que el CSCDA emita bonos para un proyecto de vivienda–ahora conocido como los Penny’s Apartments.

El proyecto de $20 millones–que convertiría el edificio de JC Penney en el San Fernando Mall en un edificio comercial y residencial con 101 apartamentos de un cuarto y 108 espacios de estacionamiento que sería construido por Aszkenazy Development Inc. (que también es propietario del San Fernando Valley Sun/El Sol)–fue aprobado en Julio por el concilio con un voto de 4-0 (con la abstención de la alcaldesa Sylvia Ballin). La aprobación incluyó cambios a las zonas de la ciudad.

Si el CSCDA decide emitir esos bonos, el valor del proyecto podría exceder los $12 millones. Brian Saeki, el administrador de la ciudad, dijo que San Fernando no sería responsable por esos bonos.

Pero el representante de la agencia que explicaría el proceso de los bonos, y escucharía las opiniones del público, no se presentó a la reunión. Esa audiencia se pospuso para el 20 de Octubre. 

Pero el Concilio–la alcaldesa Ballin, el vicealcalde Robert Gonzales y los concejales Jesse Avila, Joel Fajardo y Antonio Lopez–estuvieron de acuerdo en escuchar los comentarios públicos a la resolución, que serían parte del registro oficial.

Al menos dos decenas de personas se hicieron escuchar. Algunos ya se habían expresados anteriormente, otros no. 

Pero todos ellos dijeron estar opuestos al proyecto.

Algunos se quejaron de no tener suficiente notificación acerca del costo de la parte del proyecto destinado para vivienda, en vez de negocios. Otros dijeron que el estacionamiento y las compras serían un problema si los residentes tienen más de un vehículo. Y otros argumentaron que crearía problemas de seguridad pública. 

“He hablado anteriormente, pidiendo que haya más comentarios públicos, tiempo e investigación antes de aprobar los cambios de zonas que permitirá el desarrollo de este proyecto de vivienda para personas de bajos recursos”, dijo Miguel Montanez.

 “Después de hablar con más de 100 residentes y personas del Downtown mall, me he dado cuenta que un gran número de personas no saben del proyecto. Y cuando se les informa de éste, tienen muchas preguntas sobre el tamaño y cómo se va a pagar por el. Varios residentes han formado el grupo Residentes para una Mejora de San Fernando (Residentes for the Betterment of San Fernando), para presentar sus preocupaciones a ustedes y detener este proyecto. Hoy les pido, antes de que decidan, que se necesita dar más tiempo y análisis a esto antes de aprobar los bonos”.

Lou Mendoza, otra residente, también hizo eco de ese escepticismo.

“El 29 de julio de 2014…me informaron del cambio en el código de zona para este proyecto y que se apresurarían y lo aprobarían en menos de 20 días ya que el constructor necesitaba aplicar para fondos gubernamentales y créditos de impuestos para construir el proyecto. Si este es el caso, ¿Qué pasó con esos pedidos? ¿Y por qué el constructor ahora pide a la ciudad que apruebe un bono?”, dijo Mendoza.

“Si el constructor quiere construir este proyecto, el constructor debería usar sus propios fondos. El proyecto no es lo que necesita la ciudad…Les he preguntado cómo planean enfrentar los problemas de estacionamiento para este complejo y los problemas de estacionamiento que crearía. Les pregunté cómo iban a lidiar con los inquilinos que tuvieran dos vehículos, y dónde se estacionarían los visitantes de esos inquilinos. Hasta ahora mis preguntas no han sido respondidas”.

De igual forma, Antonio Ruiz, otro residente, dijo que la gente con que ha hablado “no sabía” del proyecto. “Lo que ellos pensaron era que [los constructores] renovarían el edificio y traerían de regreso JC Penney u otra tienda de departamento, que es lo que necesita San Fernando. No necesitamos residencias en nuestro mall.

 “Tenemos que invertir y traer más negocios–no solo negocios pequeños, pero tiendas de departamento más grandes para nuestro mall, necesitamos más empleos y más fondos. Esa vivienda destruiría nuestro mall”, dijo Ruiz.

Un joven que dijo que había trabajado en una agencia del orden, agregó que conocía de primera mano lo que pasa “cuando abres las viviendas” para residentes de Sección 8. “He visto el crimen que traen. He vivido en una calle donde abrió un nuevo apartamento, y se metieron al auto de mi mamá”.

“No necesitamos esto en nuestra ciudad. Necesitamos [una tienda] Target. Tengo que ir hasta Granada Hills para ir a un Target. ¿Por qué no pueden traer un Target aquí? Cualquier cosa menos un complejo que va traer crimen. No tiene sentido común”.

También se leyó una carta de la residente Irma Montoya, con fecha del 15 de Septiembre, donde escribió, “Como una residente preocupada de la Ciudad de San  Fernando, les escribo para pedirles que no aprueben el financiamiento para la adquisición, construcción y desarrollo de un proyecto de vivienda multifamiliar de 101 unidades, localizado en el 1150 de San Fernando Road. Este proyecto no es en el mejor interés de los residentes de San Fernando. 

“Como servidores públicos, es su responsabilidad como miembros del concilio buscar el interés y el bienestar del público y la seguridad de los residentes. Una vez más, por favor voten no para los bonos de los Apartments Penny’s”.

La audiencia pública y el debate sobre la emisión de los bonos resume el 20 de Octubre.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *